La Mascota es una pequeña localidad del Partido de Villarino, ubicada a 5 kilómetros de Médanos, ciudad cabecera del Partido, y a 40 de Bahía Blanca, accediendo por la Ruta Nacional 22. Cuenta con tan solo 35 habitantes permanentes.

Historia (fuente: Diario La Nueva Provincia)

Se toma al 7 de noviembre de 1909 como fecha de su creación, dado que ese día, en la casa de Adolfo Bullrich y Cía., de Bahía Blanca, se realiza el remate de solares y quintas para formar el pueblo.

Cuando el gobierno, allá por 1883, vende las tierras públicas –vastas extensiones al sur de la línea ganada a las indiadas–, se crean nuevos partidos, entre ellos el de Villarino.

Tomás Ronaldson, un inglés visionario, compra una extensa superficie que va desde Argerich hasta la zona de influencia de Médanos. Esa primera década del siglo observa la inmigración en grandes oleadas que llega para “hacer la América”.

En 1901 se afinca en esta localidad su primer poblador, el italiano Mauro Alfonso que, con un par de bueyes, pronto rotura la tierra virgen que le dará sus generosos frutos. Inmediatamente, le seguirían sus pasos Zamataro, Spina y Colombo.

Con la llegada de Ricardo Rosas se efectúan los primeros loteos y se confeccionan los planos del nuevo pueblo. Luego arribaría a Médanos en calidad de apoderado del mencionado Ronaldson, Mariano Ferro, quien era un ferviente admirador de Bartolomé Mitre. Ese hombre comienza amar esta tierra bravía y decide comprar unos lotes en La Mascota, lugar donde el agua estaba a flor de suelo, la temperatura era agradable y las suaves ondulaciones atajaban los fuertes vientos. Pensando realizar una villa de recreo aledaña al ferrocarril, hace confeccionar planos y vende parcelas a sus amigos. También le pone un nombre imaginable dado su fervor por Mitre y lo bautiza “Mitreville”.

Un solar quedaba reservado para futura plaza pública y como tal llevaría una estatua. Es ahí donde Ferro decide rendir un homenaje al director de “La Nación” recientemente fallecido y adquiere un busto del prócer en Buenos Aires.
En 1910, el diario “El Censor” publicaba “el barrio Mitreville está a 150 metros de la Estación La Mascota del F.C.S. y será la villa más bonita de los alrededores de Bahía Blanca, el `Adrogué’ de esta región, por sus condiciones especiales para construir chalets y quintas de veraneo”.

El visionario pensaba que La Mascota llegaría a ser el sitio de veraneo de los ricos de esa ciudad. Su vaticinio pronto se hizo realidad, ya que Arturo Coleman y otros vecinos bahienses adquirieron sus lotes y el incipiente poblado pronto fue creciendo.
Se estima que la población llegó a las 400 personas, estando compuesta en su mayoría por italianos y españoles. También se comenta que, para la inauguración de la mencionada estatua, viajó un tren especial que condujo a los invitados y a la banda de música especialmente contratada para el acto.

Cómo sería el avance progresista que la localidad llegó a tener la primera central telefónica del partido de Villarino, contando con 70 abonados. Mientras tanto, la tierra cuajaba en alfalfares favorecidos por las excepcionales condiciones climáticas y a que el suelo almacenaba la humedad bajo su misma superficie dándole una fertilidad asombrosa. También estuvieron quienes quisieron hacer de La Mascota la segunda Mendoza.

Es por eso que, por entonces, se funda la Compañía Nacional de Viñedos del Sud SA. con el objeto de explotar los negocios de viñedos y frutas y, por eso, le adquieren a Rosas 450 hectáreas alfalfadas, de las cuales 300 se arriendan durante los primeros años, destinadas a la plantación de viñas.

En la localidad hay 150 quintas de 3 hectáreas cada una, plantadas de vides por sus propietarios, quinteros de la localidad, que adquirieron sus tierras al mencionado Rosas pagándole el terreno hasta 1.500 pesos la hectárea.

En 1910 comenzó a dictar clases el primer colegio nacional. Por su parte, el vecino Ignacio Zamataro construye en 1915 la Escuela Provincial Nº 30. Llegaron a concurrir hasta 100 alumnos; hoy sólo asisten 3.

Pero, tantos sueños e ilusiones de pronto desaparecieron. El agua descendió a un nivel bajísimo a causa del agotamiento de la napa o del consumo intenso y las lluvias escasearon. Los sarmientos fueron cayendo al suelo, los alfalfares se amustiaron para, luego, secarse y la arena comenzó a adueñarse de las tierras.

La naturaleza, cruel en ese momento, recuperó lo que los hombres con trabajo constante y tenaz y, quizás, con algo de improvisación, le habían arrebatado.

A pesar de haber ido perdiendo habitantes, el 20 de septiembre de 1925 nacía en la pequeña localidad una entidad símbolo de su quehacer: la Sociedad de Fomento Mascotense, presidida por Evaristo Arellano.

En la actualidad, la actividad que se desarrolla en La Mascota es principalmente la destinada a ganadería y algunas explotaciones de aromáticas, mientras que muchas de sus residencias (casas-quintas) son ocupadas por sus propietarios (en su mayoría de Bahía Blanca), que concurren a descansar los fines de semana.

A continuación, imágenes de La Mascota tomadas por ConoceLaProvincia:

Si te gustó, no te vayas sin dejar tu comentario más abajo! Es bueno conocer tu opinión. Si te gusta la página, compartila en Facebook con tus amigos y ayudanos así a seguir mostrándote más pueblos de nuestra provincia.

 Miniguía para visitar Paraje La Mascota

Dónde queda Paraje La Mascota:

  • En el Partido de Villarino, Provincia de Buenos Aires.

Cómo llegar a Paraje La Mascota:

  • Desde Buenos Aires por Ricchieri, aut. a Cañuelas, luego RN 3 hasta Azul. En 226 a Olavarría. RP 51 hasta Bahía Blanca. Desde allí retomar RN 3 hasta empalmar con RP 22, siguiendo por ésta 7 km hasta el acceso a LA MASCOTA.

Mapa de Paraje La Mascota:

  • Paraje La Mascota es el PINCHE  VERDE. Podés mover el mapa, acercarlo y ver los accesos y rutas que te acercan al destino.


Ver Pueblos de Villarino en un mapa ampliado

VN:F [1.9.22_1171]
Votá este artículo para mejorar la calidad del sitio...
Puntaje: 5.0/5 (1 voto)
La Mascota (Partido de Villarino), 5.0 out of 5 based on 1 rating

Sobre El Autor

Tengo 32 años, soy de Buenos Aires. Me apasiona viajar en auto por las rutas de mi provincia en busca de pueblos y localidades. Soy un viajero, no un turista ni un viajante, que busco conocer lo más que puedo cada tierra en la que estaciono mi auto. Me acompañan en mis viajes, mi familia: juntos hacemos este recorrido lleno de vivencias, anécdotas y grandes momentos. Aspiro a recorrer la Argentina y otros países. Soy también el creador del blog www.conoceuruguay.com, dedicado a conocer los pueblos y ciudades de Uruguay.

Una Respuesta

  1. Silvia

    Alguien sabe porque se le puso al pueblo o paraje, ese nombre?

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0 (from 0 votes)
    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.